viernes, 24 de octubre de 2008

La lengua. Detectora de sabores



Existen seis sensaciones del gusto: astringente, picante, dulce, amargo, salado y ácido.

DULCE

Ha sido un sabor muy estudiado por el interés de encontrar sustitutos del azúcar y edulcorantes pobres en calorías. Los receptores del sabor dulce se localizan en la parte delantera de la lengua, por tanto si hiciéramos pasar, por ejemplo, un azucarillo por el resto la lengua apenas percibiríamos su sabor dulce.

AMARGO

Las papilas gustativas del gusto amargo se encuentran en la parte central y trasera de la lengua. Cuando tomamos una taza de café, si nos fijamos, se concentra la sensación de amargor en esta zona.

Entre individuos hay grandes diferencias para percibir el gusto amargo y se puede dar el caso de que una misma sustancia sea percibida por una persona como amarga y por otra como dulce.

Tipos de sustancias amargas:

  • Alcaloides: como la quinina en bebidas no alcohólicas con características agridulces, cafeína en café, té, cacao y bebidas de cola, y teobromina en el cacao.
  • Compuestos terpénicos derivados del isopreno: como humulonas en el lúpulo con el que se hace la cerveza o la limonina que es responsable del sabor amargo de los cítricos.
  • Glucósidos de flavanona: Como el naringeno presente en el pomelo y naranjas amargas y que en ocasiones se extrae para dar sabor amargo en lugar de la cafeína.
  • Péptidos
  • Ácidos grasos hidroxilados
  • Algunos tipos de sales: cuanto mayor es el diámetro de los iones, mayor es el sabor amargo. Por ejemplo el cloruro de cesio, ioduro de cesio y cloruro de magnesio.

SALADO

Se percibe este sabor en la parte lateral delantera de la lengua.

ÁCIDO

Lo aportan los ácidos. El sabor ácido se percibe en la parte lateral por detrás de las papilas que perciben el sabor salado.

Existen otras sustancias que aportan otras sensaciones relacionadas con el gusto. Por ejemplo:

  • Astringencia: Por ejemplo los taninos.
  • Picante: Los gingeroles se encuentran en el jengibre, los capsaicinoides en chiles o pimientos picantes, los glucosinolatos en berros, clavo, ajos, cebollas, rábanos, rabanetas, mostaza, etc.
  • Refrescante: El mentol, alcanfor, xilitol, etc.

Fuente

jueves, 23 de octubre de 2008

El Ayurveda, el Sonido y el Mantra


El Ayurveda recurre a los efectos de determinados sonidos para equilibrar la psicofisiología. Lo hace con la música y con los mantras (sonidos específicos o series de sonidos que resuenan con la vibración de las energías naturales del cuerpo- con su inteligencia natural- y producen efectos específicos)
El oído humano detecta una gama determinada de sonidos dentro de un espectro que es 5 veces menos que la que detecta un delfín o un murciélago.
Hay dos tipos de sonidos. Los tocados (shruti) que claramente son audibles por el oído físico y los no tocados (veda) que son los sonidos audibles desde el silencio de la conciencia. Los sonidos no tocados se escuchan en estados de profunda meditación y el mantra es un vehículo para este tipo de sonido interno.
Los sonidos tocados se escuchan cuando sus ondas viajan por el aire y son detectadas por el tímpano.
La resonancia es un estado de vibración amplificada que se produce cuando un medio es golpeado por un estímulo sonoro externo de frecuencia igual o similar a la frecuencia del medio. La interacción de fuerzas iguales o similares intensifica el sonido subiéndole el volumen.
Según Ayurveda, gracias a la resonancia, el sonido afecta a la piel y al cuerpo a través de receptores sutiles sensibles al sonido localizados donde se encuentran muchos puntos marmas (alrededor de músculos, ligamentos, tendones, articulaciones)
Es obvio que oímos y respondemos al sonido a través del cuerpo y no solamente de los tímpanos. Además los efectos que experimentamos varían en función del tipo de sonido.
Según Ayurveda todo sonido emana del silencio pleno. Es el silencio que está detrás de la diversidad de toda la creación. La creación tiene el sonido ONG y la energía en estado puro y potencial sin movimiento tiene el sonido OM
La descripción del proceso mediante el cual el sonido no tocado de la naturaleza se convierte en sonido tocado a través de la voz formando el mantra aparece en el tratado védico Panini Shiksha.
La mente, unida al yo, percibe un aspecto del yo y siente el impulso de expresarse. Animada por ese impulso, la mente aviva agni (la fuerza de la transformación) que da lugar a la respiración. Al pasar la respiración por el cuerpo hace vibrar los órganos del habla y emitir sonidos de la conciencia llamados Ley natural.
La métrica Gayatri es el sonido más fundamental:
Tat savitur vareniam bhargo devasya Dhimahai dhiyo yo nah prachodayat
Así pues la transformación del sonido primordial en voz es la base de los sonidos védicos conocidos como mantras.
Tanto los cantos védicos como las ragas del Gandharva Veda son beneficiosos para todo el mundo.
Sin embargo, los distintos tipos de sonidos musicales tienen efectos diferentes sobre los doshas y se pueden utilizar para terapias equilibradoras específicas o sencillamente para crear un estado de ánimo deseado.
Si eres Vata (piel seca, rutina irregular, cambios anímicos frecuentes, delgado, ágil, te fatigas fácilmente) necesitas música lenta para clamar la hiperactividad, sonidos suaves para contrarrestar la sensibilidad, tonos bajos para armonizar el temperamento de frecuencias altas y ritmos suaves para contrarrestar tu naturaleza irregular. Te va el bajo, el violoncelo, la viola, el fagot, el saxofon y el ritmo constante de tambores, música clásica India melódica y repetitiva, cantos gregorianos.
Si eres Pitta (de naturaleza ardiente y apasionada, activa, con mucha energía y poca resistencia. Irritada, airada, agresiva si se desequilibra) Necesitas sonidos calmantes , dulces y fluídos, con tono medio y tiempo moderado. Lo suficientemente lento para apaciguar y rápido para no aumentar tu impaciencia. Te va bien el piano, la flauta, clarinete, oboe, ópera italiana, algo de new age.
Si eres Kapha (de naturaleza lenta, pesada, cuerpo grande que siempre necesita estímulo para aligerarse. Temperamento dulce y cariñoso) Registros altos de flauta piccolo, violín, sopranos de voz intensa, sonidos de rock, tambores, ritmos latinos. en general ritmo duro y volumen alto. Fuente: Ayurveda: las mejores técnicas para conseguir una belleza verdadera. Pratima Raichur

Yoga y Ayurveda


Según el Ayurveda la práctica del yoga -que es una ciencia espiritual de la vida-es una medida muy importante, natural y preventiva para asegurar la buena salud. El Ayurveda y el yoga son ciencias hermanas. En la India, es tradicional estudiar Ayurveda antes de iniciar la práctica del yoga, porque el Ayurveda es la ciencia del cuerpo y solo cuando el cuerpo está listo, se considera al individuo apto para estudiar la ciencia espiritual del yoga.
Las practicas yóguicas descritas por el padre del yoga Patanjali son muy útiles para el mantenimiento de la buena salud, felicidad y longevidad. Patanjali descubrió las ocho ramas del yoga y de las prácticas yóguicas.
Estas son: La regulación natural del sistema nervioso, la disciplina, la purificación, las posturas, la concentración , la contemplación, el despertar de la conciencia y el estado de perfecto equilibrio.
Yoga conduce al hombre al estado natural de tranquilidad, que es el equilibrio. De esta manera los ejercicios yóguicos tienen valor preventivo y curativo. Las prácticas yóguicas ayudan a regular y equilibrar las neuro-hormonas, el metabolismo y el sistema endocrino, que da fortaleza y contrarresta la tensión. El yoga es muy efectivo para el tratamiento de stress y los desórdenes relacionados con la hipertensión, diabetes, asma y obesidad.
Yoga es la ciencia de la unión con el ser supremo. El Ayurveda es la ciencia de vivir, de la vida diaria. Cuando los yogis hacen ciertas posturas y siguen ciertas disciplinas, abren y mueven ciertas energías que se han acumulado y estancado en los centros de energía y que al estar estancados crean enfermedades. Los yoguis pueden sufrir desórdenes físicos y psicológicos temporales por haber liberado toxinas durante la limpieza yóguica de la mente, el cuerpo y la conciencia. Empleando el diagnostico Ayurvedico, los yogis resuelven con éxito sus malestares.

El Ayurveda indica que tipo de yoga es apropiado para cada persona de acuerdo con su constitución particular.
Por ejemplo, una persona de constitución pitta no debe pararse de cabeza durante más de un minuto. Si lo hace el resultado será confusión mental. Una persona de constitución vata, no debe hacer la "postura de hombros" durante mucho tiempo, pues esta postura ejerce demasiada presión en la séptima vértebra cervical. Esta vértebra es muy sensible y se puede provocar una desviación en la columna vertebral, debido a la delicada estructura ósea de los vata. La ira reprimida puede provocar desviaciones hacia la derecha en las vértebras cervicales; y el miedo reprimido las desviará hacia la izquierda. Una persona de constitución kapha no debe hacer el "loto escondido", pues esta postura ejerce demasiada presión en las glándulas suprarrenales.

Respiración y Meditación Prana
Los ejercicios de respiración, llamados pranayama, son un método yoguico de curación que puede conducir hasta un estado extraordinario de equilibrio en la conciencia. Practicando pranayama, uno puede experimentar ser puro y aprender el verdadero significado de la paz y el amor. El pranayama trae muchos beneficios curativos y también afecta la creatividad. Puede traer alegría y felicidad. Así como en el yoga hay diferentes tipos de pranayama, el ayurveda recomienda qué ejercicios son adecuados para las diferentes constituciones. Una persona de constitución pitta debe hacer respiraciones a través del orificio nasal izquierdo. Para hacer este ejercicio, inhale por el lado izquierdo y exhale por el lado derecho usando el pulgar y el dedo medio para cerrar y abrir alternadamente los orificios nasales. Este ejercicio tiene un efecto frío en el cuerpo e intensifica la energía femenina.
......
Extraido de esta interesante página argentina sobre yoga y ayurveda

martes, 14 de octubre de 2008

UNA SONRISA


Una sonrisa no cuesta nada y produce mucho.

Enriquece a quienes la reciben, sin empobrecer a quienes la dan.
No dura más que un instante, pero su recuerdo a veces es eterno.
Nadie es demasiado rico para prescindir de ella.
Nadie es demasiado pobre para no merecerla.
Da felicidad en el hogar y apoyo en el trabajo.
Es el símbolo de la amistad.
Una sonrisa da reposo al cansado.
Anima a los más deprimidos.

No se puede comprar, ni prestar, ni robar, pues es una cosa que no tiene valor, hasta el momento en que se da.
Y si alguna vez se tropieza con alguien que no sabe dar una sonrisa más, sea generoso, dele la suya.
Porque nadie tiene tanta necesidad de una sonrisa como el que no puede dársela a los demás.



Gandhi

sábado, 11 de octubre de 2008

La kriya de la semana. Sentirse elevado. Meditación Kirtan Kriya


Esta kriya armoniza todos los chakras ya que el trabajo esencialmente es a lo largo de la columna vertebral, hombros y cuello.
Los ejercicios de flexión hacia delante trabajan la energía del primer a tercer chakra (triángulo inferior) y la apertura de caderas e ingles y el estiramiento de la musculatura de las piernas.
También trabaja la energía de la digestión y eliminación por la presión de los muslos contra el abdomen.
La sensación general es de relajación muy profunda, especialmente con los últimos ejercicios de hombros y cuello, con los que se abren los canales energéticos hacia los chakras 5º,6º y 7º.
La meditación de esta semana se llama Kirtan Kriya o meditación Sa Ta Na Ma para cambiar patrones de comportamiento. Ayuda también a cortar con relaciones estancadas de las que no podemos desengancharnos. Su esencia es la aceptación del ciclo de la existencia Infinito-Vida-Muerte- Renacimiento. Aprendemos a soltar viejas "mochilas"
Sat Nam
Kriyas extraidas del Manual de Profesores de Kundalini Yoga. Sat Hari Kaur

jueves, 9 de octubre de 2008

La melodía ininterrumpida. Comprendiendo la ciencia del Naad Yoga. Mata Mandir Singh

El término Naad significa simplemente sonido. Yoga significa unión
o "unir". El objetivo del Naad Yoga es la unión con el
sonido. Para entender lo que esto significa hemos de pensar en la
naturaleza misma del sonido. En términos yóguicos hay dos tipos de
sonidos en el Universo, sonidos Ahad y sonidos Anahad. Los sonidos Ahad
son los que crea algo por algo que golpea otra cosa. Si punteo la cuerda
"A" de mi guitarra, vibrará 440 veces por segundo, creando en
el aire una vibración que transmitirá al entorno circundante ese
ritmo preciso.

Ése es un sonido Ahad. El viento soplando a través de los
árboles, la respiración rozando las cuerdas vocales y la boca
– son sonidos Ahad. La vibración del sonido Ahad tiene que viajar
por la materia, porque esas vibraciones sonoras se transmiten a
través del movimiento de estructuras moleculares.

Anahad quiere decir literalmente melodía ininterrumpida. En la
cosmología y la ciencia yóguicas se dice que el Universo está
hecho de sonido. Toda materia está vibrando a determinadas
frecuencias. Las rocas y piedras tienen una frecuencia muy lenta y baja.
El color y la luz tienen una frecuencia alta y pueden viajar a través
del espacio vacío. Más allá de todos los fenómenos
físicos y materiales está la vibración sonora creativa
primigenia que empezó con la creación. En el Cristianismo se llama
El Verbo. Los Sikhs lo llaman Naad. Es lo que los ciencíficos
denominan "radiación cósmica" – el sonido creativo que
no ha cesado desde el Big Bang. Los yoguis lo llaman Anahad.

Independientemente de cómo lo llamemos, está constantemente
vibrando, creando, y expandiendo el Universo – infinitamente, sin
fin.

Más allá de la capacidad de la mente para captarlo, sólo queda
rendirse para escuchar el sonido Anahad y contemplarlo con asombro. Como
dijo Guru Nanak, el primer Gurú Sikh, Keeta Pasao, eko kavao, tis teh
hoe lakh dhariou. Kuderat kavan kahaa veechar varia na javai ek vaar, es
decir: "Una palabra de Él y todo el universo se hizo y millones
de ríos de vida florecieron. Yo no tengo poder parar describir Tu
grandeza, oh Señor".

Diseñado para el Sonido

Gurú Amar Das (el tercer Gurú Sikh) dice en el Anand Sahib (Canto
de Éxtasis):

Oh, oídos míos, fuisteis creados para oír sólo el Verdadero
Nombre,

Y por esta razón fuisteis dados a un hombre – para que podáis
escuchar la Palabra (anahat),
Que al ser escuchada, hace florecer mente y cuerpo

Y llena la boca con el néctar de su Nombre

El cuerpo humano está diseñado para el Naad Yoga. Los oídos
están hechos para llevar el patrón y la frecuencia exacta de la
vibración sonora que como en un embudo atraviesa el oído externo y
golpea el tímpano, creando una réplica perfecta de ese rango y
frecuencia vibratorios. Entonces dicha vibración se transmite a los
tres huesecillos del oído interno, y luego por el canal interno y su
mecanismo, hasta llegar directamente a los sistemas neuroendocrinos del
cerebro y el cuerpo físico. Meditando profundamente (sunia) en los
sonidos primarios – mantras sagrados y poesía (Gurbani), podemos
experimentar un profundo despertar del potencial humano.

La presión de la lengua en los meridianos del paladar alto y la
acción de los labios, nariz, garganta y zonas del cuerpo por donde
pasa el aire, se relacionan directamente con secreciones químicas y
hormonales en el cerebro y el sistema glandular. A través del sonido,
el habla, la recitación, el canto –comunicación– podemos
tener un efecto científico directo sobre nuestro nivel de conciencia,
así como sobre la salud y bienestar físico nuestro y el de los
demás.

En una ocasión, durante mis primeros tiempos de práctica
yóguica, me encontraba en un estado mental muy desequilibrado. Se
trataba de un estado de duda total que se llama Shakti Pad. Por aquel
entonces simplemente diría que estaba "rallado". Tuve la
oportunidad de hablar sobre ello con mi maestro espiritual, Yogi Bhajan.
Se encontraba en el lugar para dirigir un curso de Tantra Yoga Blanco,
al que no asistí, y preguntó dónde estaba yo. Mis amigos le
dijeron "está rallado". "Id a buscarlo", contestó
él. Y yo le dije "Señor, dudo de todo y no puedo meditar ni
hacer yoga". Me miró y dijo: "Todos los planetas, lunas,
estrellas y sistemas solares giran en ciclos y patrones con un ritmo y
armonía perfectos.

Simplemente coge uno de tus instrumentos y toca con él patrones
rítmicos melódicos, así llegarás al equilibrio y la
armonía". Entonces me contó que cuando era adolescente en
India solía practicar un arte marcial llamado Gatka, y que sus
oponentes siempre le daban en la cabeza cuando practicaba.

Su profesor le dijo que estudiara tabla (tambor indio) y que al dominar
el ritmo, dominaría el arte de luchar.

Entonces Yogiji me mandó al Punjab (India) y me sugirió estudiar
Gatka, tabla y kirtan (cantos sagrados), lo hice y desde entonces estoy
agradecido por aquella oportunidad.

El estudio en profundidad del ritmo llamado Taal, así como el estudio
de la melodía llamado Raag, son otro componente importantísimo del
Naad Yoga. Ambos conforman lo que conocemos como música. El poder
sanador de la música se ha documentado ampliamente en los últimos
años, y hasta la Biblia lo ilustraba en la famosa historia de David
que con la música del harpa cura al Rey Salomón. Los antiguos
videntes de la India entendían este poder transformador, y era
habitual cantar mantras y escrituras como un modo de aumentar su poder
meditativo.

Sonido simpático

Imagina por un momento que el cuerpo humano es un instrumento, uno de
esos instrumentos indios como el Sitar o el Sarangi, que además de
las cuerdas que se pulsan o se tocan con un arco, tienen otras
cuarentaitantas cuerdas que nunca se tocan pero que son
"simpáticas". Cuando se tocan las otras cuerdas, establecen
frecuencias vibratorias que empiezan a hacer sonar las cuerdas
simpáticas, delicadamente sintonizadas con ellas. Estas cuerdas
captan la frecuencia y el patrón vibratorio de las notas que se tocan
y empiezan a sonar y crear armónicos increíbles sin ser tocadas
físicamente. El diseño de estos instrumentos es lo que les da su
sonido único y meditativo.

El organismo humano tiene un diseño similar. En términos
yóguicos, tenemos el canal central de energía pránica
(shushmana) que corresponde a la columna vertebral. A cada lado están
ida y pingala, las energías del sol y la luna. Piensa en ellos como
en las cuerdas que se tocan. Estos canales de energía conectan con
72.000 nadis (canales de energía) que se corresponden aproximadamente
con el sistema nervioso, y que se extienden por todo el cuerpo. Piensa
en ellos como si fueran las cuerdas simpáticas. Lo que vibremos en el
shushmana empieza a generar una vibración simpática en ida y
pingala, y a través de los nadis se transfiere esa vibración a
todas las células del cuerpo.

Si no somos conscientes cuando hablamos de qué estamos vibrando,
podemos lanzar olas de negatividad, falta de confianza y de armonía.
Esto tiende a deteriorar el estado de salud y bienestar.

Por el contrario, podemos elegir conscientemente un mantra, escritura,
comunicación armónica y sonidos musicales que nos eleven, sanen y
equilibren. Naad Yoga es la práctica y la experiencia de todo esto a
un nivel muy práctico y científico de autoconocimiento.

Cada Jap, o repetición, de estos sonidos sagrados borra una capa de
irrealidad que nos hace identificarnos erróneamente con el ego, y
abre nuestros canales internos a la energía Divina de Dios. Es una
cuestión de conciencia, química cerebral, patrones y frecuencias
vibratorios, y la Gracia de Dios.

Mata Mandir Singh ha estudiado música desde los 7 años y empezó
el estudio y la práctica de Kundalini y Naad Yoga con Yogi Bhajan
cuando tenía 19 años. Ha grabado unos 20 CDs de música
meditativa y mantras, ofrece conciertos y talleres de Naad Yoga por todo
el mundo.

Este es un interesante artículo recien traducido del último
número de Aquarian Times que Edurne ha mandado al foro de hispayoga