martes, 9 de marzo de 2010

La mente del meditador

Durante la práctica de la meditación no se deben desechar ni reprimir las experiencias que van apareciendo.

Es frecuente creer que mientras se está meditando los pensamientos y las frases no deben entrar a la mente

y que cada vez que aparecen deben ser eliminados , eso no es correcto.


Segun el tantra y la psicología, lo que se debe hacer es observar, analizar y respetar todos los pensamientos

y experiencias que lleguen a la mente del meditador.
La mente es el resultado de una composición compleja de patrones pasicológicos, psíquicos y nerviosos.

Está conformada por epnsamientos, emociones, memoria, amor odio, celos, pasión y desapego.



Sin embargo, todos estos elementos son los patrones de la mente, más no la mente misma.
Algunas personas creen que el pensmiento es lo que define la mente, pero ¿es esto cierto?

El pensamiento es una expresión de la mente. pero no es la mente.

Debemos descubrir cuál es la verdadera naturaleza de la mente:

"mi mente es feliz; mi mente es infeliz; mi mente está preocupada o deprimida".

¿Qué queremos decir cuando nos referimos a "mi mente"?


Este ha sido uno de los principales interrogantes del tantra a través del tiempo.

En el tantra, la mente se entiende como una sustancia que cuando se asocia con la materia está atada,

y cuando se desprende de ella, está libre. El propósito más importante del tantra es liberar la mente

de las ataduras de la materia, pakriti; liberarla de los patrones, configuraciones e impresiones,

para que su naturaleza se vuelva infinita.

Swami Satyananda Saraswati

No hay comentarios: